lunes, 15 de diciembre de 2014

TORTAS DE MIEL Y ALMENDRA O TORTAS DE PASCUA


Esta es una de las esquisiteces que en navidad se hace en mi familia. Todos nos reunimos alrededor de mi madre, que es la que amasa, y de mi padre, que es el hornero y nos pasamos dos días haciendo los dulces de navidad. Agotador, pero estupendo, lugar de encuentro, de reunión familiar y de degustación. Una de las cosas buenas de la vida.

Es una receta tradicional es un poco complicada, pero el que tenga paciencia se llevará la recompensa.

Ingredientes para unas 60 unidades:
Para la creciente: 900 gr. de harina, unos 50 gr. de levadura de panadería, un poco de sal y un vaso de agua templada.
Para la masa y el adorno:
1 kilo de almendra molida, 1 kilo de azúcar, 3 kilos de harina, 1 litro de aceite, 1 vasito de anís seco, anís en grano y miel.

Elaboración:
Lo primero es hacer la creciente, para ello se deshace la levadura en el agua templada.


Se hace un volcán con la harina en una fuente bien grande y se le agrega la creciente con su agua, un poco de sal y medio litro de agua.


A continuación se amasa bien.


Se tapa con un paño y se deja toda la noche reposando, lo mejor sería dejarlo cerca de una fuente de calor, como un radiador.
Al día siguiente la creciente se disuelve en un vaso de agua y se mezcla con los ingredientes de la masa: aceite, harina, azúcar, los dos tipos de anís y 1/3 de las almendras. Entonces se amasa todo junto hasta que tenga la textura de la masa del pan y se deja reposar en un sitio cálido hasta que aumente aproximadamente el doble de su volumen. Es conveniente tapar la masa con paños y así sube antes.


En este momento se precalienta el horno a 200º.
Seguidamente se coge una porción de masa y se trabaja haciendo una forma redondeada.


y se aplana con un rodillo.


Luego se van haciendo los dibujos en el centro y unas paredes por los bordes.


Se pinchan con un tenedor y se van poniendo en la llanda untada con un poco de aceite. Finalmente se espolvorean de azúcar y el resto de la almendra.


Se mete al horno y se deja una media hora. Ya sabéis que los hornos son todos diferentes y que estos dulces de Navidad nos hemos hecho en horno de leña, que es todavía más difícil.
Al sacarlas del horno, se le pone por encima la miel, que habrá que calentarla para ablandarla, sobre todo si es miel ecológica y de buena calidad, como la que utilizo yo que es la miel de la Asociación ACUDE y está destinada a proteger las poblaciones naturales de Tortuga Mora. Aquí os pongo un enlace de su página web para que veáis las iniciativas tan interesantes que llevan a cabo. http://www.custodiadelterritorio.com/



Cuando salieron del horno las pusimos encima de la mesa en el jardín y le echamos la miel.

Quitamos muy pronto las tortas de ahí porque unos ojos las vigilaban sin disimulo.


QUE APROVECHE

4 comentarios:

Doris mis cosillas dijo...

Estos días en familia son los mejores al calorcito de la familia y estos deliciosos dulces tradicionales.Bsssss y sigue disfrutando...!!!

Carlos dijo...

De esta receta me parece que salen tortas para un regimiento 4 kg de harina lo veo excesivo

Carmen Alvarez dijo...

Carlos, es verdad, es que mi madre no tiene término medio, efectivamente, salen para toda la navidad y para todos, pero si sobran, se congelan y luego están geniales

Carmen Alvarez dijo...

Doris, esos días en familia son una gozada. Me encantan. Es la mejor manera de disfrutar la vida